Detectives contra los que no recogen las cacas de sus perros.

En el municipio de Agüimes (Gran Canaria) se ha contratado a dos detectives privados en ciertos periodos del año para controlar y sancionar a las personas que no recogen los excrementos de su perro.

Esta medida forma parte de una campaña de concienciación de la normativa que los dueños de los animales deben seguir: microchip, censo, correa...

Las sanciones por el incumplimiento de estas normas oscilan entre 30 y 3001 euros, dependiendo de la falta cometida y de las condiciones en las que se encuentra al animal tras una inspección veterinaria.

Licencia Atribución Creative Commons de Daquella manera