Área empresarial

La inversión en controles periódicos que garanticen el correcto cumplimiento de las normas directivas de una empresa y detecten posibles fraudes es sinónimo de éxito.

Competencia desleal

  • Detección de prácticas contrarias a la libre y leal competencia

Defensa de propiedad industrial e intelectual

Insolvencia fingida

  • Localización de bienes del deudor
  • Localización de deudores
  • Detección de posibles alzamientos de bienes: ventas o donaciones fraudulentas

Investigaciones comerciales y patrimoniales. Embargos

  • Detección de posibles trabajos remunerados de manera fraudulenta
  • Localización de propiedades
  • Participación del deudor en órganos sociales (administrador, apoderado)

Incumplimientos contractuales

Intrusismo profesional

  • Verificación de titulaciones y/o habilitaciones profesionales
  • Verificación de actividades profesionales
  • Localización de despachos o establecimientos abiertos 

Quiebra fraudulenta

  • Investigación de quiebras irregulares

Contraespionaje industrial

  • Fugas de información
    • Detección e identificación de espías dentro de la empresa
    • Utilización de cámaras y micrófonos ocultos y sistemas de control informático
    • Infiltración de detectives en la empresa
    • Seguimiento y observación de empleados dudosos
    • Vinculaciones empresariales irregulares
  • Seguridad en las comunicaciones
    • Protección de las comunicaciones
    • Detección de micrófonos y cámaras ocultas

Control de calidad

  • Observancia de normas establecidas por la dirección
  • Análisis del comportamiento de empresas y trato al público en general
  • Control de venta o suministros establecidos por la empresa

Investigaciones sobre clientes, proveedores y empresas competidoras

Franquicias

Investigaciones de sociedades y administradores

Vigilancia y seguridad privada

Vigilancias no uniformadas en ferias, hoteles, exposiciones, etc.